jueves, 3 de julio de 2014

BTR: 3- Adhara

Mi nombre es Adhara Balzac, aunque todos me llaman Dhara, y estudio Historia antigua en la universidad de Buttercup, en Francia. (¡Oh, que presentaión mas interesante!, bueno, no soy una genio de las letras como mi amigo Jack, así que no os queda otra que aguantarlo). Soy la capitana del equipo de boxeo femenino de la universidad, tego una guerra abierta contra las faldas y llevo el pelo corto por comodidad. Suelo juntarme mas con chicos que con chicas por el simple hecho de que no sé como comportarme con ellas.

No es que sea una marimacho, pero la moda y el maquillaje no son mi fuerte y no me gusta hablar con cualquiera de chicos ya que me siento bastante incómoda. Mi hermana Lora dice que es cuestión de acostumbrarse, pero creo que ella no entiede bien mi punto de vista. Es capitana del equipo de animadoras, popular, adicta a las compras y marca el estilo de la universidad. Pero no es la típica animadora idiota que reflejan las típicas pelis americanas de adolescentes. Mi hermana es guay. Es inteligente y sabe lo que quiere en la vida. Ojalá yo supiera lo que quiero en la vida...bueno, si que sé algo. Quiero la moto de Evan. ¡Mataría por ese cacharro!

Sobre mis amigos, me junto sobre todo con tres chicos. Jules Balzac es mi querido primo de madre japonesa. Es un año menos que yo, terriblemente adorable y un maldito superdotado de la música. Hasta yo puedo recordar siempre hemos estado juntos los tres, él, mi hermana gemela y yo, y a penas sí hemos discutido por algo relevante. El siguiente es Jack Specer, un friki de las letras con una memoria fotográfica alucinante, de mete aguda y por el cual mi hermana perdió la cabeza nada más conocerlo. Y por último esta Evan Lefebvre.

Evan es mi mejor amigo desde que nos conocimos al inicio de nuestra época en secundaria. Es un mundo a parte dentro de Buttercup. Siempre viste con chaquetas de cuero, incluso en verano, fuma, tiene una preciosa moto que un día de estos robaré, lleva algún que otro tatuaje y es un hacker informático de primera. ¡Ah, si! y también juega al futbol. Es atractivo y aparenta rudeza. Tiene ese aura de tipo malo y peligroso que hace que las chicas caigan como moscas a sus pies. Pero cuando lo conoces (si llegas a poder conocerlo de verdad) te das cuenta de que es un encanto de chico. Divertido, compasivo, dulce y auténtico a su modo, amante del cine y de la historia antigua. Y yo llevo años suspirando por él. ¡oh, vaya novedad! Ni se notaba, ¿Verdad?. Ok, paro ya con mi sarcasmo. Pero sé de sobra que jamás me mirará de esa manera. Para él solo soy como una hermana. Punto.

Pero  voy a dejar de hablar de todo eso porque no tiene nada que ver con lo que nos atañe ahora mismo. Como ya he dicho antes, mi hermana perdió la cabeza por Jack Spencer en cuanto lo conoció. Pues bien, él no la soporta. Quiero decir, antes se llevaban bien...y me consta que le gustaba un poco...pero ahora no puede ni verla sin soltarle alguna bordería. Y la culpa de esta t´ragica historia de amor (ok, ok, ya paro de decir idioteces...) la tiene la cotilla anónima del lugar, que no para de escribir gilipolleces en el periódico online de la universidad, como supuestas peleas o carreras de coches ilegales por parte de Evan (a él no le importó demasiado, multiplicó sus admiradoras y no había pruebas sólidas de ello) o que yo soy lesbiana (tardé todo un semestre en desmentirlo) o palabras hirientes hacia cierto tipo de chicos por parte de animadoras (Mi hermana jamás dijo ni diría nada semejante, pero nadie la cree)

¿Y ahora qué? os preguntaréis todos.... Fácil. Pensamos vengarnos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario